Celebrating 17 years

LAS RELACIONES ENTRE ESPA—A Y LOS ESTADOS UNIDOS

LA LUISIANA Y LOS TERRITORIOS DEL MEDIO-OESTE (1763-1795)

5. ESPA—A Y LOS ESTADOS UNIDOS ENTRE 1787 Y 1795.

5.1. resonancia de la revoluciÛn francesa.

Para 1787-88 los ·nimos de los federalistas estaban muy exaltados, controlaban el Congreso, estaban dando pasos para garantizarse unos futuros Estados del oeste afines y aliados, y habÌan conseguido volcar a buena parte de la opiniÛn p˙blica en favor de un gobierno fuerte. El 13 de septiembre de 1788 se aprobÛ una nueva constituciÛn de corte federal que establecÌa una presidencia fuerte, y el 4 de marzo de 1789 G. Washington entraba en funciones como primer presidente de la FederaciÛn.

DespuÈs de que en agosto de 1786 el Congreso aprobase la propuesta espaÒola sobre lÌmites, las relaciones hispano-norteamericanas se habÌan ido enfriado tanto por los problemas internos de la confederaciÛn, como por la Northwest Ordinance y los pactos entre EspaÒa y las convenciones del oeste. Desde junio de 1789, conseguida la nueva uniÛn, los Estados Unidos retomaron las negociaciones con EspaÒa. La base de la negociaciÛn fue el real decreto de 8 de julio de 1787, inspirado por Floridablanca, que apenas variaba la posiciÛn espaÒola: invalidez del tratado brit·nico-norteamericano sobre lÌmites, establecimiento de los lÌmites seg˙n la propuesta de 1786 (ya aceptada por el Congreso), conservar el control sobre la navegaciÛn y comercio por el MisisipÌ, y mantener el medio-oeste como territorio libre [67] . Pero el talante de los Estados Unidos habÌa cambiado, entre 1789-1790 la Presidencia ya estaba en condiciones de exhibir una actitud de firmeza y rechazar las ofertas espaÒolas.

Desde 1790 el enviado espaÒol J. Jaudenes informaba a Floridablanca de sus entrevistas con Jefferson y Washington, y ratificaba este cambio de actitud en el gobierno norteamericano [68] . La Presidencia se mostraba decidida a resolver la cuestiÛn del oeste prescindiendo de pactos con EspaÒa. El Congreso tambiÈn organizÛ las comarcas medias del sur como el Southwest territory, y desarrollÛ una decidida polÌtica de captaciÛn de separatistas, como J. White, utilizando todo tipo de medios. Al mismo tiempo, G. Washington ya habÌa levantado un ejÈrcito de 15.000 soldados para ocupar dichas comarcas hasta el MisisipÌ [69] . En caso de que EspaÒa no cediese en sus posiciones la disposiciÛn del Congreso a emprender la guerra era contundente, y para ello los agentes norteamericanos en la zona soliviantaban, ya abiertamente, a la poblaciÛn contra EspaÒa. Esta polÌtica agresiva pronto darÌa buenos resultados, llevando al reconocimiento del Kentucky como Estado dentro de la UniÛn en 1792. Poco m·s tarde sucederÌa lo mismo con el Tennesse (en 1796).

La nueva fuerza adquirida por la Presidencia, tras los cambios constitucionales, no fue la ˙nica razÛn del giro en la actitud y estilo de la FederaciÛn, la RevoluciÛn Francesa tuvo mucho que ver en ello. Estados Unidos enseguida estableciÛ lazos de cooperaciÛn con la Francia revolucionaria, y en el Congreso se debatÌa la posibilidad de intervenir en apoyo de Francia. Ahora, un probable ataque a la Luisiana quedarÌa integrado dentro de la coyuntura internacional siguiendo el ejemplo espaÒol en la guerra de los siete aÒos, gracias a la cual B. G·lvez conquistÛ y consolidÛ una frontera m·s all· de la rivera oriental del MisisipÌ y del paralelo 31. Eran profranceses, como Jefferson, los que dominaban la escena polÌtica y m·s agitaban el ambiente en favor de la intervenciÛn, mientras que los anglÛficos y moderados federalistas eran apartados de la primera lÌnea polÌtica. Asimismo, el representante de la Asamblea Nacional E. GenÍt prometÌa la ayuda francesa para una guerra contra EspaÒa. El 8 de abril de 1791 el Congreso dio oÌdos al Plan GenÍt de ataque a la Luisiana [70] : se lanzarÌa un ataque a lo largo de toda la lÌnea del MisisipÌ, acciÛn coordinada con la armada francesa que cerrarÌa el Golfo de MÈjico, atacarÌa Nueva Orleans, y remontarÌa el MisisipÌ para unir los dos frentes. Para comandar las tropas se designÛ al general Clark.

Por su parte, la EspaÒa de Carlos III estaba m·s pendiente de la frontera de los Pirineos que de las cuestiones de AmÈrica, y los recursos espaÒoles tenÌan como prioridad una posible guerra con la Francia revolucionaria. En estas circunstancias la Luisiana de E. MirÛ parecÌa estar desamparada por la Corte. El propio Wilkinson se mostraba desengaÒado del proyecto separatista, aunque ante las autoridades espaÒolas todavÌa apuntaba cierta voluntad de insistir en la vÌa independentista. Wilkinson aumentaba sus exigencias: adem·s de libertad de navegaciÛn por el MisisipÌ, Nueva Orleans deberÌa ser puerto libre, se deberÌan aumentar los recompensas tanto para los que participasen en la rebeliÛn como para Èl mismo (600.000 acres de tierra, 700.000 pesos en compensaciÛn y pago por los gastos y servicios realizados, m·s una merced anual de 2000 pesos). Wilkinson tambiÈn exigiÛ que la Luisiana aumentase su cuota de compra de tabaco a las comarcas medias hasta 10 millones de libras, para absorber gran parte de su producciÛn (asimismo hay que tener en cuenta que uno de los negocios de Wilkinson era las expediciones de tabaco a la Luisiana) [71] .

Por toda esta nueva situaciÛn, para EspaÒa se hacÌa necesario un cambio de estrategia e incluso de representantes. En 1791 entrÛ en la Luisiana un nuevo gobernador, Francisco Luis HÈctor de Corondelet. Los objetivos del nuevo gobernador fueron: evitar la guerra, recuperar el di·logo con los Estados Unidos para alcanzar un acuerdo estable, y reforzar la frontera del MisisipÌ. Corondelet mandÛ al Congreso un claro mensaje, tanto de voluntad de arreglo negociado como de advertencia ante cualquier ataque. Es posible que los Estados Unidos todavÌa no confiasen en su propia fuerza, la cuestiÛn es que en el Congreso "jacobinos" y anglÛfilos llegaron al acuerdo de evitar la guerra tanto con EspaÒa como con Gran BretaÒa, por lo que expulsaron al representante de la ConvenciÛn E. GenÍt. Sin el representante francÈs, los ardores revolucionarios fueron soseg·ndose y se abrieron negociaciones: con Gran BretaÒa se llegÛ a un acuerdo en noviembre de 1794 por el cual, el gobierno brit·nico se comprometÌa a evacuar sus puestos avanzados en el Ohio, mientras que por su parte, Estados Unidos reconocÌa las posiciones inglesas al norte de dicho territorio. Poco despuÈs se llegÛ a un acuerdo con EspaÒa, el Tratado de San Lorenzo de octubre de 1795 [72] .

5.2. el tratado de san lorenzo.

El tratado de San Lorenzo fue fruto de todas estas nuevas circunstancias polÌticas, militares, y de acciÛn exterior norteamericana. La t·ctica diplom·tica de los Estados Unidos fue muy l˙cida. Primero, desactivÛ, moment·neamente, el frente norte pactando con Gran BretaÒa. Con esto, le quedÛ las manos libres para presionar a una EspaÒa que no estaba en condiciones de hacer la guerra en la AmÈrica del norte.

En noviembre de 1794 Thomas Pickney llegaba a Madrid y el valido de Carlos IV, Godoy, fue el encargado de negociar con Èl. Ya en la primera reuniÛn oficial Pinckney-Godoy, el 28 de junio de 1795, quedÛ claro que a los Estados Unidos ya no le interesaba un acuerdo global sino sÛlo un tratado de amistad. Los Estados Unidos simplemente pretendÌa un acuerdo en donde se reconociese la nueva realidad de las comarcas medias y, la libertad de navegaciÛn y comercio. En las siguientes reuniones, Pinckney insistiÛ en que en ese acuerdo no se garantizarÌa la seguridad de la Luisiana, y dejÛ claro que los Estados Unidos tenÌan en el oeste su espacio natural de extensiÛn. La respuesta de EspaÒa fue ceder en la cuestiÛn del paralelo 31, pero no asÌ en la cuestiÛn del MisisipÌ. Pinckney estaba en posiciÛn de conseguirlo todo y aumentÛ la presiÛn. El 24 de octubre pedÌa pasaportes. Este amago de ruptura hizo reaccionar a Godoy, que le propuso establecer en Nueva Orleans un depÛsito comercial por tres aÒos renovable y, a cambio, Estados Unidos pagarÌa sus deudas de guerra con EspaÒa. Pero Pinckney no cediÛ y exigiÛ que la cuestiÛn de las deudas de guerra fuera objeto de estudio y pacto aparte. Ante esto, Godoy finalmente cediÛ sin contrapartidas [73] : la frontera se situarÌa en medio del MisisipÌ, por lo que EspaÒa deberÌa abandonar todos los puestos al este del rÌo el cual, quedarÌa libre para la navegaciÛn y comercio. A lo largo del rÌo se establecerÌan puestos con cÛnsules o comisarios de ambas partes para garantizarÌan dichas libertades y seguridad. TambiÈn se establecerÌa un depÛsito de mercancÌas en Nueva Orleans para los comerciantes norteamericanos.

El 27 de octubre de 1795 se reunieron las partes en San Lorenzo el Real para la firma del tratado. Todo un Èxito de la delegaciÛn norteamericana, que deshacÌa la lÌnea de frontera construida por G·lvez y MirÛ y sentaba las bases para la anexiÛn de la Luisiana.

6. CONCLUSION

El tratado de San Lorenzo supuso mucho m·s que el fin de un monopolio comercial para EspaÒa, fue el inicio del fin de la Luisiana espaÒola. La cesiÛn de la orilla oriental del MisisipÌ suponÌa abandonar todos los puestos militares y colonias de EspaÒa en aquella parte y, con ello, la desapariciÛn efectiva de la frontera. La barrera de contenciÛn contra la presiÛn demogr·fica, econÛmica y polÌtico-militar de los Estados Unidos desapareciÛ. Estados Unidos ya no tuvo obst·culos de importancia para su expansiÛn hacia el oeste y hacia el sur.

Respecto MÈjico y las colonias brit·nicas del norte del Illinois, del Ohio y Michigan, el modo de actuar por parte de los Estados Unidos fue muy similar: una combinaciÛn de presiÛn demogr·fico-comercial tras lo cual, llegaba la presiÛn diplom·tico-militar y, finalmente, la ocupaciÛn. Todo el proceso era acompaÒado de ciertos acuerdos y tratados que nunca eran ni definitivos ni incuestionables. En 1796, G. Washington, en su discurso de despedida ante el Congreso, expuso de forma clara esta proceder distinguiendo entre las temporary alliances y las permanent alliances. Las primeras estaban justificadas por que los Estados Unidos son una rep˙blica comercial cuyo interÈs b·sico es el comercio y, Èste, requiere de acuerdos concretos para cada momento y situaciÛn. Las permanent alliances, por el contrario, redundan en perjuicio de ese interÈs b·sico, son opuestas al propio ser de una "FederaciÛn Comercial". El propio Jefferson reafirmÛ esta lÌnea como base de la polÌtica exterior norteamericana en su discurso de toma de posesiÛn de la Presidencia: "(...) paz, comercio y sincera amistad, con todas las naciones; intrincadas alianzas, con ninguna (...)" [74] . TambiÈn, de nuevo, fue el l˙cido Conde de Aranda quien confirmÛ este objetivo seÒalando, que los Estados Unidos no iba a ser ni amigo de Francia, ni de EspaÒa, ni enemigo de Gran BretaÒa [75] .

Respecto al middle ground o comarcas medias, Èstas pasaron por tres fases constituyentes. Una primera, durante los aÒos de tr·nsito entre la ConfederaciÛn y la FederaciÛn, en la cual se incorporaron como Estados: Georgia en 1788, Carolina del Sur en 1788, Carolina del Norte en 1789. Una segunda fase corresponde al perÌodo de asentamiento y refuerzo del gobierno federal, en la cual se incorporaciÛn como Estados: el Kentucky en 1792, el Tennesse en 1796, Ohio en 1803, la Luisiana en 1812, MisisipÌ en 1817, Illinois en 1818.

En cuanto a la Luisiana, con el tratado de San Lorenzo se abrÌa una nueva fase de relaciones hispano-norteamericanas, para la cual EspaÒa escogiÛ a un nuevo gobernador en 1797, Gayoso de Lemos. Hasta aquel entonces gobernador de Natchez, Gayoso fue el encargado de ceder a los Estados Unidos la lÌnea de defensa, tan trabajosamente construida por Gl·vez y MirÛ, al este del MisisipÌ, [76] .

<Back

 

NOTAS.

[1] Cantillo, A.; Tratados, convenios y declaraciones de paz y de comercio que han hecho con las potencias estranjeras los monarcas espaÒoles de la Casa de BorbÛn desde el aÒo 1700 hasta el dÌa. Imp. de Alegria y Charlain, Madrid, 1843. Pp.489 y ss..

[2] Serrano y Sanz, M.; Documentos historicos de la Florida y la Luisiana. Madrid, 1915. Pp.265 y ss.., citado en [2] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?. 1787-1789. ContribuciÛn al Estudio de las primeras relaciones entre EspaÒa y los Estados Unidos de NorteamÈrica. Instituro Fernando El CatÛlico, Zaragoza, 1949.P.4.

[3] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles en Nueva Orleans y la Luisiana. Ed. de Cultura Hisp·nica, Madrid, 1979. Pp. 7 y ss., p.22.

[4] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,pp.25.

[5] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,pp.25 y ss..

[6] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ, frontera de EspaÒa: EspaÒa y los Estados Unidos ante el tratado de San Lorenzo. FundaciÛn Fernando El CatÛlico, Zaragoza, 1977. P.16.

[7] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,p. 124

[8] A.H.N., Estado, leg. 3.884. Despacho de Aranda a Grimaldi de 13 de enero de 1777. TambiÈn en Yela Utrilla, J.; EspaÒa ante la indenpendencia de los Estados Unidos. Academia Mariana, LÈrida, 1925. vol 2,pp.42-43.

[9] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op. cit.,p.44.

[10] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles... op. cit.,pp.41 y ss.., Serrano Sanz.,M.; "RelaciÛn de la campaÒa de G·lvez",Documentos...op.cit.,pp.343-352, citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?... op.cit.,p.4.

[11] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...pp.44-45, Thompson, B.P.;Spain: forgotten ally of the American Revolution. Christopher Publishing House, North Quincy, Mass.,1976.P.102.

[12] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,pp.41 y ss..

[13] Flagg, Bemis, S.; The diplomacy of The american revolution. Indiana University press, 1967.

pp.260-261.

[14] S·nchez Montero, R.; "La misiÛn de John jay en EspaÒa". Anuario de Estudios Americanos, n∫23.

[15] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op. cit.,pp.16 y ss..

[16] Yela Utrilla, J.; EspaÒa...op. cit.,vol.I, pp.477-480. Cantillo, A.; Tratados...op.cit.,pp.474-475.

[17] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,pp.124.

[18] Vicens Vives, J.; Historia social op.cit.,y econÛmica de EspaÒa y AmÈrica. Vol. IV, Vicens-Vives. Barcelona, 1972. Pp.221-223

[19] Willi, P.A.; Los Estados Unidos de AmÈrica. SigloXXI,Madrid, 1990.Pp.15.

[20] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.33-34.

[21] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.33-34.

[22] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.36-37.

[23] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.37.

[24] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.36.

[25] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.45.

[26] A.H.N., Estado, leg. 3885. TambiÈn en Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.25 y ss..

[27] S·nchez Montero, R.; "La misiÛn de John jay en EspaÒa". Anuario de Estudios Americanos, n∫23. Santoyo; J.C.; Arthur Lee: historia de una embajada secreta. Caja de Ahorros Municipal de la Ciudad de Vitoria, Vitoria, 1977.

[28] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?....op.cit.,p.9.

[29] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,p.16.

[30] Gomez del Campillo, M.; Relaciones diplom·ticas entre EspaÒa y los Estados Unidos. A.H.N., Estado, Cat·logo, vol.II. Pp.385-398. Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.125-126.

[31] A.H.N., Estado, leg. 3885.

[32] A.H.N., Estado, loc.cit.

[33] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.95, Montero de Pedro, J.; EspaÒoles..op.cit.,pp.58 da una cifra de 15.000.

[34] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.96-98

[35] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.96-98.

[36] A.G.I., Cuba, leg. 16.

[37] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.26.

[38] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.13.

[39] A.H.N., Estado, leg 3886.

[40] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.52.

[41] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.20.

[42] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.20.

[43] A.H.N., Estado, leg. 3886.

[44] A.H.N., Estado,loc.cit..

[45] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp22.

[46] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp21.

[47] A.H.N., leg, 3888, Gazeta del Kentucky n∫ 28, 8 de marzo de 1788. Estracto del diario de la ConvenciÛn del Kentucky. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.55.

[48] A.H.N., leg. 3886. CÛpia de una carta escrita en Nashville en los establecimientos al oeste de la Carolina del Norte. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.19. Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.31.

[49] BEARD, M.; CHARLES, A.; Historia de la civilizaciÛn de los Etados Unidos de AmÈrica del Norte: desde sus orÌgenes hasta el presente. Guillermo Kraft, Buenos Aires, 1946. Vol.I, pp.440 y ss..

[50] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.31-36 y ss.., Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.23-24.

[51] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?..op.cit.,pp.24 y ss..

[52] A.G.I., Cuba, leg. 2375. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...pp.27-28.

[53] A.H.N., leg, 3888. Memoria del Brigadier Jayme Wilkinson. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.30 y ss..

[54] A.H.N., loc.cit. Memoria del Brigadier Jayme Wilkinson. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.30 y ss.: "Lista de notables". Apoyan el plan Wilkinson: el Procurador General del Kentucky Harry Innes, el jurista BenjamÌn Sebastian, el congresista John Brown, el juez Caleb Wallace, el abogado y hombre de influencia John Fowler. Apoyan la independencia del Kentucky y una amiglable conexiÛn a EspaÒa: el comandante de milicia BenjamÌn Logan, el habitante de fortuna y de influencia Isaac Shelby, el coronel James Gerard. A favor de la independencia: el ministro Guillermo Wood, el coronel Henrry Lee, el coronel Roberton Jonston, el general Lawson (amigo de Wilkinson), el habitante de influencia Ricardo Tyler, el caballero de fortuna (amigo de Wilkinson) Jorge Nicol·s Escudero, el hombre de fortuna Alejandro Scot Bullet. A favor de Gran BretaÒa: el agrimensor Thomas Marshall, el agrimensor Richard Canderson, el juez Jorge Mutter, el coronel Robreto Caldwell, el hombre de influencia Green Clay, el hombre de influencia Samuel Taylor, el villano Humphrey Marshall.

[55] A.H.N., leg. 3885. 15 de mayo de 1785.

[56] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.94-96, Relaciones diplom·ticas entre EspaÒa y los Estados Unidos a finales de siglo XVIII. Universidad de Zaragoza, 1973. Pp.105 y ss.. La participaciÛn de Gran BretaÒa en estos complots contra EspaÒa tendrÌa como primer objetivo debilitar la posiciÛn de EspaÒa en el MisisipÌ e incrementar las tesiones entre EspaÒa y los Estados Unidos.

[57] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.45 y ss.. Asimismo, sobre los orÌgenes de los proyectos colonizadores del MisisipÌ A.H.N., Estado leg. 659. Consejo de Estado de 28 de junio de 1702 y de 12 de agosto. La cuestiÛn ya se planteÛ en estos consejos. El embajador espaÒol en ParÌs Castell Dosrius elevÛ al Consejo propuesta de Luis XIV y Felipe V sobre la exploraciÛn, poblamiento, gobernaciÛn y administraciÛn conjunta del MisisipÌ, como ensayo y modelo para extender un sistema de gobierno conjunto a toda AmÈrica y EspaÒa, resultando al final del proceso la uniÛn de las dos coronas: Consideraba la Francia que solo con la conjunciÛn de las dos monarquÌas se tenÌa capacidad para retener AmÈrica en exclusividad, expulsando a ingleses y holandeses, y mantener conectada a toda la MonarquÌa desde Europa a AmÈrica como si de un solo territorio continuo se tratase. Las colonias inglesas quedarÌa encerradas entre el Atl·ntico y los Alleghanys, y desconectadas de Gran BretaÒa, situaciÛn con la que no tendrÌan m·s remedio que orientarse, econÛmica y polÌticamente, hacia la MonarquÌa Hisp·nica. El Consejo resolviÛ que no habÌa otra salida que la colaboraciÛn con Francia, pero solo en AmÈrica y para estos territorios del MisisipÌ, rechazando el resto de las propuestas de Luis XIV porque significaban llegar a la uniÛn de las dos monarquÌas.

[58] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.57 y ss..

[59] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.47 y ss..

[60] A.H.N., Estado, leg. 3888. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?..op.cit.,pp.207-214.

[61] A.H.N., Estado, loc.cit. Estracto de los diarios de la convenciÛn en la Gazeta de Kentucky de 28 de marzo de 1788. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.55.

[62] Reuniones de Connolly-Wilson entre el 8 y el 20 de noviembre. Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.65-66.

[63] Roberson, J.M.; "James Monroe and the tree-to-five clause of the Northwest Ordinance". Early America Review. Summer-Fall 2001.

[64] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.60, 66-67.

[65] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.73-74

[66] 17 de septiembre de 1789 A.H.N., leg 3886. Citado en Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.81.

[67] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.25-26

[68] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.55 y ss..

[69] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.63.

[70] Armillas Vicente, J.; Ecos de la RevoluciÛn Francesa en los Estados Unidos. Universidad de Zaragoza, 1973. Pp.76.

[71] Navarro Latorre, J.; øConspiraciÛn espaÒola?...op.cit.,pp.83-84.

[72] Yela Utrilla, J.; EspaÒa...op.cit.,vo.l.I,pp.477, Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.76, Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.53-55.

[73] Armillas Vicente, J.; El MisisipÌ...op.cit.,pp.170-172,Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.55.

[74] Willi, P.A.; Los Estados Unidos...op.cit.,pp.55-56

[75] Yela Utrilla, J.; EspaÒa...op.cit.,vol.I, pp. 477.

[76] Montero de Pedro, J.; EspaÒoles...op.cit.,pp.54-55.

BIBLIOGRAFÕA

ANONIMO; A plain tale, supported by authentic documents, justifying the character of General Wilkinson, ... by a Kentuckian. Published in New York, 1807.

APRISI MIRALLES, A.; La revoluciÛn americana: aproximaciÛn a sus orÌgenes ideolÛgicos. Centro de Estudios Constitucionales, Madrid, 1995.

ARMAS, F.; "Luisiana y florida en el reinado de Carlos III". Anuario de Estudios Americanos, n∫ 100.

ARMILLAS VICENTE, J.; El MisisipÌ, frontera de EspaÒa: EspaÒa y los Estados Unidos ante el tratado de San Lorenzo. FundaciÛn Fernando El CatÛlico, Zaragoza, 1977.

Ecos de la RevoluciÛn Francesa en los Estados Unidos. Universidad de Zaragoza, 1973.

Relaciones diplom·ticas entre EspaÒa y los Estados Unidos a finales de siglo XVIII. Universidad de Zaragoza, 1973.

"Nuevas consideraciones sobre la deuda de guerra de los Estados unidos para con EspaÒa. Actas del Congreso de historia de los Estados Unidos. Univ. Hispanoamericana de Santa MarÌa de la R·bida. Junio, 1976.

BEARD, M.; CHARLES, A.; Historia de la civilizaciÛn de los Etados Unidos de AmÈrica del Norte: desde sus orÌgenes hasta el presente. Guillermo Kraft, Buenos Aires, 1946.

BALLESTEROS GAIBROIS, M.; Historia de AmÈrica. Pegaso, Madrid, 1946.

Documentos inÈditos para la historia de espaÒa. vol. 5. papeles de indias. Maestre, Madrid, 1947.

"La guerra de AmÈrica y la intervenciÛn de EspaÒa". Historia de EspaÒa.. Vol. V. Salvat, 1929.

BAILYN, B.; The debate on the Constitution: federalist and antofederalist speeches, articles, and letters during the struggle over ratification. Part one, debates in de press and in private correspondence, September 17, 1987-january 12, 1988. Debates in the State ratifiying conventions, Pennsylvania, November 20-December 15, 1787, connecticut, January 3-9. 1788, Massachusetts, January 9-February 7, 1788. Literary Classics of the United States, New York, 1993.

BEERMAN, E.; EspaÒa y la Independencia de los Estados Unidos. MAPFRE, Madrid, 1992.

BROWN, J.M.; PolÌtical beginnings of Kentucky. Luisville, 1889.

The political beginnings of Kentucky. A narrative of public events bearing on the history of that state up to the time of its admission into the American Union. J. P. Morton and company, Louisville, 1889.

BURSON, C.; The stewardship of Don Esteban MirÛ, 1782-1792. American printing company Nuew orleans, 1940.

CANTILLO, A.; Tratados, convenios y declaraciones de paz y de comercio que han hecho con las potencias estranjeras los monarcas espaÒoles de la Casa dew BorbÛn desde el aÒo 1700 hasta el dÌa. Imp. de Alegria y Charlain, Madrid, 1843.

CAUFIELD, J.; The Reevers Association: a study of loyalism in the 1790's. The British Library Document Supply Centre, West Yorkshire, 1988.

CAVA MESA, J.M.; Diego de G·rdoqui: un bilbaÌno en la diplomacia del siglo XVIII. Bilbao Bizkaia Kutxa, Bilbao,1992 .

CHATELAIN, V.; The defenses of Spanish Florida: 1565 to 1763. Carnagie Institution of Washington publications, Washington, D.F., 1941.

CORBITT, DUVON C.; Papers relating to the Georgia-Florida frontier, 1784-1800. Georgia Historical Society. Savannah, Geor., vol.23, 1939.

Papers from the Spanish archives relating to Tennessee and the old Southwest, 1783-1800. East Tennessee Historical Society. Knoxville, Tennessee, 1944-1945.

COSTA, F.; "Las fronteras hispanoamericanas". Cuadernos de investigaciÛn, 1979.

COX, I.J.;"Wilkinson first break with the spaniards". Eigth Annual Report, Ohio Valley Historical Association, CharlestÛn, 1915.

Florida, frontier outpost of New Spain. University of North Carolina Press. Chapel Hill, North Carolina, 1942.

"Florida, avanzada fronteriza de Nueva EspaÒa". Actas II Congreso Internacional de Historia de AmÈrica, Buenos Aires, julio, 1937. Buenos Aires. (1938) vol.2, p.173-184.

CUBELLAS PELUZZO, J.A.; Presencia espaÒola e hisp·nica en la Florida desde el descubrimiento hasta el bicentenario. Cultura Hisp·nica, Madrid, 1978

DECONDE, A.; This affair of Loouisiana. Scribner, New York, 1976

DEFINA, F.; "Mestizos y blancos en la polÌtica india de la Luisiana". Revista de Indias, 1966.

DIN, G.C.; The New Orleans cabildo: colonial Luisiana's firs city government, 1760-1803. Lousiana State University Press, Baton Rouge 1996.

The Spanish militari power and the Misisipi. Eas Tennessee Historical Sociaty, 1964.

"Proposals and plans for colonization in Spanish Louisiana: 1787-1790". Louisiana History, Summer 1970.

"Early spanish colonization efforts in Louisiana". Louisiana Studies. Spring, 1972.

"La defensa de la Luisiana espaÒola en sus primeros aÒos" Revista de Historia Militar, 1978.

FERRELL, R.; Foundations of American diplomacy. University of South Carolina, 1969.

FERRER BENIMELI, J.; "EL Conde de Aranda y la independencia de AmÈrica". IlustraciÛn espaÒola e independencia de AmÈrica. Barcelona, 1978.

"AmÈrica en el pensamiento polÌtico del Conde de Aranda". Actas del Congreso de la Universidad Hispanoamericana de Santa MarÌa de la R·bida, julio 1976. Ministerio de EducaciÛn y Ciencia, Madrid 1978, pp.39-49.

PolÌtica americanadelcondedeAranda. Cuadernos Hispanoamericanos, diciembre, 1988, pp.71-94.

FILSON, J.; The discovery and settlement of Kentucky. University Microfilms, Ann Arbor, 1966.

FLAGG BEMIS, S.; The diplomacy of The american revolution. Indiana University press, 1967.

Guide to the diplomacy history of the United States, 1775-1921. Peter Smith, Gloucester,Mass,1959.

La diplomacia de los Estados Unidos en la AmÈrica Latina. Fondo de Cultura EconÛmica, MÈxico, 1944.

Guide to the diplomatic history of the United States, 1775-1921. Washington, 1935.

Jay's treaty: a study in commerce and diplomacy. Greenwood Press, Westport, Conn.,1975 (1962).

The London mission of Thomas Pinckney, 1792-1796. New York, 1923.

FLORIDABLANCA, "obras originales". Biblioteca de Autores EspaÒoles, vol. 59. Atlas, Madrid, 1952.

FRANKLIN, B.; Wrintings: boston and London, 1722-726; Philadelphia: 1726-1757; ParÌs:1776-1785; Phyladelphia:1785-1790; Autobiograophy. Literary Classics of the United States, New York,1987 .

GOMEZ DEL CAMPILLO, M.; Relaciones diplom·ticas entre EspaÒa y los Estados Unidos. Archivo HistÛrico Nacional, SecciÛn Estado, Cat·logo, vol.II.

GONZALEZ, J.; Cat·logo de mapas y planos de la Florida y la Luisiana. Archivo General de Indias, DirecciÛn General del Patrimonio ArtÌstico, Archivos y Museos, Madrid, 1979.

GONZALEZ DE BARCIA, A.; Ensayo cronolÛgico para la historia general de la Florida escrito por D. Gabriel de C·rdenas. Impr. de los Hijos de doÒa Catalina PiÒuela, Madrid, 1829.

GREEN, J.; Peripheries an center: constitucioanal development in the extended polities of the Brities Empire and United States, 1607-1788. W.W. Norton, New York, 1990.

GREEN, T.M.; Spanish conspiracy. A review of of eraly Spanish movements in the southwest. Peter Smith, Gloucester, Mass.,1967 (1891).

GUERRA; R.; La ExpansiÛn territorial de los Estados Unidos a expensas de EspaÒa y de los paises hispanoamericanos. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1975.

HENDERSON A.; "The Spanish conspiracy in Tennesse". Tennesse Historical magazine, n∫ 3, pp.232.

HERNANDEZ S¡NCHEZ-BARBA, M.; La ˙ltima expansiÛn espaÒola en AmÈrica. Instituto de Estudios PolÌticos, Madrid, 1957.

HOFFMAN, P.; Luisiana. Mapfre, Madrid, 1992.

HOLMES, J.; Gayoso: the life of a Spanish governor in the Mississippi Valley, 1789-1799. Louisiana State University Press, Baton Rouge, 1965.

"La ˙ltima barrera: la Luisiana y la Nueva EspaÒa". Historia Mexicana. El Colegio de MÈxico, MÈxico, abril-junio 1961, p.637-649.

JACKSON, F,; La frontera en la historia de AmÈrica. Castilla, Madrid 1976.

JEFFERSON, T.; AutobiografÌa. Novaro-MÈxico, MÈxico, 1963.

KINNAIRD, L.; Spain in the Mississippi Valley, 1765-1794. 3vols. American Historical Association Washington, 1949 .

LOCKRIDGE, K.; Settlement and unserlement in early America: the crisis of political legitimacy before the revolution. Cambridge University Press, Cambridge, Mass,1981.

MADISON, J.; Papers. University of Chicago Press, 1962.

MARBAN, J.; La Florida: cinco siglos de historia hisp·nica. Universal, Barcelona, 1979.

MARSHALL, H.; The history of Kentucky. Henry Gore, Frankfort, 1812. Lippincott, Grambo & co, Philadelphia, 1852.

MARTINEZSHAW, C.; La presencia espaÒola en los Estados Unidos. Insto. de CooperaciÛn Iberoamericana, Ed. de Cultura Hisp·nica, Madrid, 1987.

MIGNONE, E.; CÛmo pudo haber sido AmÈrica. AmÈricas, Washimgton DC, 1974.

MILLER, C.; Federalist era, 1789-1801. Harper, New York, 1960.

MONTERO DE PEDRO, J.; EspaÒoles en Nueva Orleans y la Luisiana. Ed. de Cultura Hisp·nica, Madrid, 1979.

NASATIR, A.F.; "The Anglo-Spanish frontier on teh upper Misisipi, 1786-1796". Iowa Journal of History and Politics, April,1931.

Borderland in retreat: from Spanish Louisiana to the far southwest. Univ. of New Mexico Press

Albuquerque, 1976.

MOORE, J.P.; Revolt in Louisiana: the Spanish occupation, 1766-1770. Louisiana State Univ. Press, Baton Rouge, 1976.

NAVARRO GARCÕA, L.; La polÌtica americana de JosÈ G·lvez seg˙n su "discurso y reflexiones de un vasallo". Algazara, M·laga, 1998.

NAVARRO LATORRE, J.; øConspiraciÛn espaÒola?. 1787-1789. ContribuciÛn al Estudio de las primeras relaciones entre EspaÒa y los Estados Unidos de NorteamÈrica. Instituro Fernando El CatÛlico, Zaragoza, 1949.

OLAECHEA, R. "Datos historico-biog·ficos sobre el Conde de Aranda". Miscelanea de Comillas, n∫ 49, 1968, pp73-196.

"El Conde de Aranda y la independencia de los Estados Unidos". Actas del V Congreso de la Universidad Hispanoamericana de Santa MarÌa de la R·bida, julio 1976. Ministerio de EducaciÛn y Ciencia, Madrid 1978, pp.75-90.

OLTRA, J.; P…REZ SAMPER, M.A.; El Conde de Aranda y los Estados Unidos. Promociones Publicaciones Universitarias, Madrid, 1987.

"Dos menorquines de origen crean la marina de norteamericana". Historia y Vida, n∫ 52.

PALACIO ATARD, V.; El tercer pacto de familia. Consejo Superior de Investigaciones CientÌficas, Madrid, 1946.

PHILBRICK, F.; The rise of the west, 1754-1830. Harper & Row, New York, 1966.

P…REZ CANT”, P.; GARCÕA GIR¡LDEZ, T.; De colonias a rep˙blica: los orÌgenes de los Estados Unidos de AmÈrica. SÌntesis, Madrid, 1995.

RAYNAL, G.; RÈvolution de l'Amerique. Lockyer Davis, Londres, 1781.

RENAUT, F.P.; "Le primer conflit Hispano-Americain: la navigation du MisisipÌ, 1783-1795". Revue d'…tudes Historiques, LXXXV,pp.44-68.

REPRESA, A.; La EspaÒa ilustrada en el lejano oeste: viajes y exploraciones por las provincias y teritorios hisp·nicos de NorteamÈrica en el siglo XVIII. Junta de Castilla y LeÛn. ConsejerÌa de Cultura y Bienestar Social, Valladolid,1990.

RIKER, W.; The strategy for rethoric: compaigning for the American Constitution. Yale University Press, New Haven, 1996.

ROBERSON, J.M.; "James Monroe and the tree-to-five clause of the Northwest Ordinance". Early America Review. Summer-Fall 2001.

ROBSON, T.; "Some reflections on the carer of general James Wilkinson". The Misisipi Valley Historical Review, Mach, 1935.

RODRÕGUEZ CASADO, VICENTE. Primeros aÒos de dominaciÛn espaÒola en la Luisiana. Instituto Gonzalo Fern·ndez de Oviedo, Madrid. 1942.

"O'Reilly en la Luisiana". Revista de Indias. N∫3, p.115-138.

RUEDA SOLER, N.; La compaÒÌa de comercio "Gardoqui e hijos": sus relaciones polÌticas y econÛmicas con NorteamÈrica. 1770-1780. Servicio Central de Publicaciones Gobierno Vasco,.Vitoria-Gasteiz, 1992.

RUSH, N.; Spain final triunf over Great Britain in the gulf of Mexico. The Battle of Penzacola. Univerity of Florida, 1966.

S¡NCHEZ, J.; Spanish bluecoats: The catalonian volunteers in Northwest New Spain, 1767-1810. University of New Mexico Press, Albuquerque,1990 .

S¡NCHEZ-FABRES, E.; SituaciÛn histÛrica de las Floridas en la segunda mittad del siglo XVIII.1783-1819: los problemas de una regiÛn de frontera. Ministerio de Asuntos Exteriores. DirecciÛn General de Relaciones Culturales, Madrid, 1977.

S¡NCHEZ GUERRA, R.; La ExpansiÛn territorial de los Estados Unidos a expensas de EspaÒa. Consejo Nacional de Universidades, La Habana 1969.

S¡NCHEZ MONTERO, R.; "La misiÛn de John jay en EspaÒa". Anuario de Estudios Americanos, n∫23.

SANTOYO; J.C.; Arthur Lee: historia de una embajada secreta. Cultural de la Caja de Ahorros Municipal de la Ciudad de Vitoria, Vitoria, 1977.

SERRANO Y SANZ, M.; Documentos historicos de la Florida y de la Luisiana. Madrid, 1915.

EspaÒa y los indios Cherokees y Chactas en la segunda mitad del siglo XVIII. Sevilla [s.n.], 1916.

"El brigadier Jaime Wilkinson y sus tratos con EspaÒa para la independencia del Kentucky: 1787-1797", Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1915.

SILES SATURNINO, R.; Documentos relativos a la independencia de norteamÈrica existentes en archivos espaÒoles. Archivo General de Indias, SecciÛn Papeles de Cuba: correspondencia y documentaciÛn oficial de autoridades de la Luisiana y la Florida Occidental (1764-1819). Ministerio de Asuntos Exteriores. Dir Gral de relaciones culturales, Madrid,1976.

SIMMONS, M.; La revoluciÛn norteamericana en la independencia de HispanoamÈrica. MAPFRE, Madrid, 1992.

SOLANO COSTA, F.; "Preocupaciones econÛmicas y militares de O'Reilly en el gobierno de la Luisiana". Estudios 77. Zaragoza, 1977.

"La emigraciÛn cotidiana a la Luisiana espaÒola" Cuadernos de Historia GerÛnimo Zurita, n∫2.

THOMPSON, B.P.;Spain: forgotten ally of the American Revolution. The Christopher Publishing House, North Quincy, Mass.,1976.

La ayuda espaÒola en la guerra de independencia norteamericana. Madrid, 1962.

TORRES, B.; "Alejandro O'Reilly". Estudios Hispanoamericanos,1969.

TURNER, F.; La Frontera en la historia americana. Universidad AutÛnoma de Centro AmÈrica, San JosÈ, 1987.

VICENS VIVES, J.; Historia social y econÛmica de EspaÒa y AmÈrica. Vol. IV, Vicens-Vives. Barcelona, 1972.

WEBER, D.; The Spanish frontier in Norh America. Yale University Press, New Haven 1992.

WILKINSON, J.; "General James Wilkinson". Louisiana Historical Quaterly, n∫ 1, pp.76-166.

WILLI, P.A.; Los Estados unidos de AmÈrica.SigloXXI,Madrid, 1990.

WILLIAMS, D.; "Bernardo G·lvez, the wester patriot". Revista de Historia de AmÈrica, n∫ 65.

WITAKER, A.; The spanish-american frontier, 1783-1785. The western movement and the Spanish retreat in the Misisipi valley. Houghton Mifflin Company, Boston, 1927.

Documents relating to the commercial policy of Spain in the Floridas, with incidental reference to Louisiana. Delan, Florida, 1931.

"Spanish intrige in the old southwest: an episode, 1788-89". Misisipi Valley Historical Review, XII, pp. 155-176.

WOODS, G.; The creation of the American Republic. 1776-1787. The University of North Carolina Press, Williambsburg, Vir,1969.

WOODS, P.; French-Indian relations on the southern frontier, 1699-1762. UMI Research Press, Ann Arbor, Mich.,1980.

WRONG, G.; Washington and his comrades in arms: a chronicle of the war of Independence. United States Publishers Association, New York, 1974.

YELA UTRILLA, J.; EspaÒa ante la indenpendencia de los Estados Unidos. Academia Mariana, LÈrida, 1925.